lunes, 19 de septiembre de 2016

Oysho apuesta por las curvas



La protagonista de Soft Basics es una modelo alejada de los convencionalismos de la moda, y destila vitalidad, salud y energía. La apuesta de Oysho aún no se puede medir en éxito de ventas, pero sí en el que ha tenido entre el público. La estrategia acerca mucho más la marca a la sociedad e invita a que muchas mujeres se sientan identificadas y representadas por la mercancía que venden.

Aunque poco a poco, los cambios van llegando a la industria de la moda. Antes que Oysho, otros como Mango o Zara ya han introducido mejoras en sus colecciones que ayudan socializar la moda. Violeta by Mango fue la línea que lanzó la empresa a comienzos de 2014 y que está dedicada a prendas de tallas grandes. Además, la marca más conocida de Amancio Ortega amplió el tallaje de algunas prendas hasta la XXL el pasado mayo.


No solo las marcas están comenzando a oponerse a los cuerpos esqueléticos, sino que las propias modelos se han cansado de esta tiranía. Dos maniquíes se han unido recientemente para formar #NoSizeFitsAll, una campaña que buscar proteger a las mujeres sobre las consecuencias que tiene la búsqueda permanente de un peso que socialmente se considera ideal. Algunos gobiernos también han tomado parte en este problema que afecta sobre todo a adolescentes, pero también a muchas mujeres. Por ejemplo, Francia aprobó en 2015 una enmienda parlamentaria para prohibir la apología de la anorexia, que incluía prohibir desfilar a modelos demasiado delgadas. O España, que no permite modelos en la Madrid Fashion Week por debajo del índice de masa corporal (IMC) 18.

Tomado de : El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario