jueves, 12 de octubre de 2017

El descubrimiento de América y la panadería mexicana


Cuando hablamos del descubrimiento del nuevo mundo pocas veces pensamos que esto dio origen a una de las gastronomías más ricas y deliciosas, la mexicana. La panadería es muestra de ello y debe su éxito a la influencia europea sobre la cultura local.

Como lo describe la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (CANAINPA) “los españoles fueron los que nos trajeron el trigo y sus procesos para transformarlo en alimento”.

Según consta en archivos históricos, fue en 1524 cuando se sembró trigo por vez primera en América, esto sucedió en tierras pertenecientes a Hernán Cortés, las cuales fueron regalas a un esclavo de nombre Juan Garrido, quien fue además panadero.

“En 1524 se inició la producción y transformación del trigo criollo en pan, al principio los hornos y amasijos eran familiares, pero poco a poco se fueron convirtiendo en empresas productoras para el consumo de la población en general. Las panaderías de la época colonial estaban reglamentadas rigurosamente, tanto en lo que se refiere al peso como en lo relativo a los precios”, explica la CANAINPA.

Durante años el pueblo solo tenía acceso a pan “corriente” que se vendía en las pulperías (equivalente a las actuales misceláneas). En tanto que las clases acomodadas disfrutaban de pan de mejor calidad hecho en casa o en conventos.

No fue sino hasta finales del siglo XVIII que llegaron a México los primeros maestros europeos de panadería y pastelería, principalmente de Francia e Italia, quienes instalaron las primeras panaderías en forma. Por lo general el jefe de familia era el maestro y sus hijos los pupilos. Uno de ellos fue el italiano Manuel Maza, quien se estableció en Oaxaca; su hija Margarita sería la esposa del presidente Benito Juárez.

Recordemos también que el presidente Porfirio Díaz apreciaba la cultura francesa y esto propicio que surgiera un auge en la elaboración del pan, es entonces que se crean muchos de los panes que hoy conocemos, desde la concha hasta los cuernitos (estos últimos inspirados en los croissants franceses).
  
“El pan en México forma parte de una gran cultura y tradición, por ello, es muy probable que sea el país con mayor variedad de panes, debido a que somos resultado de una fusión cultural indígena, (nahuatl, tolteca, zapoteca, mixteca, otomi, tzetzal, mayas, tarahumaras, huicholes, etc.), y lo que las culturas europeas, principalmente española y francesa nos heredaron”, explica la Cámara Nacional de la Industria Panificadora.

Así que, al conmemorarse un aniversario más del descubrimiento de América podemos echar a volar la imaginación y pensar qué hubiera sido de nuestra gastronomía si este hecho no se hubiera realizado.




Referencias:
-       http://www.canainpa.com.mx/varios/historia.asp
-       http://www.mexconnect.com/articles/2260-mexico-s-irresistible-bakeries-and-breads-las-panaderias
-       https://www.historiacocina.com/paises/articulos/mexico/panmexico.htm#_ftn9
-       http://designapan.com/textos-historiasdelpan.html
-       https://www.mexicodesconocido.com.mx/la-panaderia-mexicana.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario